Pack Empresa Methys

Estación Tartarus (0)

 

Equipados con trajes de protección, dos científicos corrían uno al lado del otro por una sala llena de tubos de estasis, todos con especímenes. La iluminación rojo sangre de las luces de emergencia sumado al estridente sonido de las alarmas, no ayudaba a calmar los nervios de los dos hombres.

Debían evacuar el área lo antes posible...

-¡¡Venga, ya casi estamos!!- exclamó uno de los científicos al ver la compuerta de salida de la sección a apenas diez metros de donde se encontraban.

Su compañero iba a contestar, cuando de repente,uno de los tubos estalló en mil pedazos liberando su contenido...

se ha roto la contencion325x235

 La ciatura, apenas era un burdo prototipo, pero útil en ciertas situaciones. Aquella era   una de ellas.

-¡Sala de control, el sistema de contención del sector siete está fallando....-comenzó a exclamar uno de los científicos- Raerner,NO!!-vociferó alarmado al ver como la criatura cojía a su compañero como si fuera un simple muñeco y lo partía por la mitad de un feroz mordisco. 

 

Tras arrojar el cadáver a un lado,como si de un simple pedazo de basura se tratara, la criatura avanzó hacia el segundo técnico, ansiosa por comérselo...

El técnico superviviente cerró los ojos, esperando su fin pero este no llegó...

-¿Pero qué?...-preguntó el técnico estupefacto.

Se giró al detectar el ordenador de su traje, una fuente de energía situada diez metros detrás de su posición. No, no era una única fuente de energía,  sino tres muy juntas.

-¿Qué diablos...?-masculló el técnico al ver que era lo que causaba la lectura de energía.

Cyborgs Indra 325x235

Si las tres nuevas criaturas podían ver al técnico, no daban muestras de ello. Observando de pie a la criatura del tanque, sus cuerpos blindados chisporroteando una furiosa energía eléctrica de un inqueitante tono rojo sangre.

 

-Detectado espécimen contaminado...

-Confirnada mutación masiva por contaminación de patógeno Dreyar. Protocolo de exterminación implementado. Confirmado

-Ejecutar...

 

La criatura del tanque contestó a las tétricas palabras de los tres robots blindados con un feroz rugido, matando al técnico superviviente de un feroz puñetazo, dándose después golpes en el pecho como los orangutanes hacían en las selvas de la tierra, miles de años atrás.

¿Esos trastos de metal brillantes querían guerra?. ¡¡GUERRA TENDRÍAN!!

 

(CONTINUARÁ)