Pack Empresa Methys

Ievhana (1) Reunión familiar

Época actual

Sistema Terrance

 

El ambiente en todo el sistema era relativamente tranquilo, aunque rebosante de actividad. Grupos de naves de ingeniería se mantenían en torno a los pedazos en construcción de la puerta de tránsito, vigilando siempre de cerca un férreo destacamento de seguridad.  En la zona media y exterior del sistema pululaban una auténtica miríada de naves civiles, construyendo nuevos asentamientos o recogiendo recursos.

Moviéndose por una órbita alta sobre el planeta principal del sistema, Nehla, el C.S.E Midway se preparaba para volver al trabajo. Las últimas misiones habían sido duras y el capitán Reed optó por concederle a su tripulación un merecido descanso.

-Capitán, tiene una visita-comentó Ada, la I.A del Midway, materializando su avatar holográfico sobre el proyector instalado en la mesa del capitán.

-Lena Reed 352x123Que pase...-contestó el capitán Reed de espaldas a la I.A, revisando unos archivos.

-Hola primo...-esbozó sedosa voz femenina cargada con un intenso tono seductor.

Kai esbozó una ligera sonrisa al escuchar aquella voz y una fragancia que reconoció como esencia de Tanhra.

-Hola...-contestó Kai dándose la vuelta, esbozando una ligera sonrisa- Lena...


Con treinta años de edad, cinco menos que el propio Kai. Lena Reed era la estrella del Equipo Lanthia, una escudería de competiciones de élite.  Su talento como piloto era incuestionable, con un palmarés lleno de premios. Estaba considerada una de las mejores pilotos civiles de competición. Poseía una larga melena de color violeta oscuro natural, vestida con un ajustado traje de competición que remarcada su entrenado y voluptuoso físico.

Kai se consideraba bueno como piloto de caza, ¿pero Lena?. Lena le daba cien mil vueltas a la hora de manejar un caza. En la academia, la única capaz de batir los récords de Melissa Freeman, que ahora era la líder del escuadrón de cazas del Midway, era Lena.

-¿Qué te trae por aquí, Lena?- preguntó Kai acercándose a su prima.

-Estaba por la zona y me apetecía pasarme a ver al estirado de mi primo...-esbozó Lena Reed dándole un cariñoso beso en la mejilla a su primo-¿sigues bailando al son del abuelo?.

-Es el Almirante de la Flota...-replicó Kai ligeramente molesto por la falta de respeto de su prima hacia su abuelo- como Capitán tengo que seguir sus órdenes...

-Como de costumbre...-masculló Lena, pasándose varios dedos por su larga melena- no has echo otra cosa desde hace quince años...

-Está bien, dejemos el tema...-sentenció Kai- ¿porqué has venido a verme?-le preguntó a su prima.

-La primera edición del Rally Alharen de Devaron será dentro de poco- contestó Lena, transmitiéndole desde su Dhome a la de Kai, varias entradas VIP para la competición- me gustaría mucho que asistieras.

El Rally Alharen. Una de las competiciones de motor más prestigiosas de la Vía Láctea. Consistente en una serie de carreras por toda la Vía Láctea. Lena había saltado a la fama tras ganar la competición con apenas catorce años...

-Claro, me encantaría-contestó Kai con una larga sonrisa amable en sus labios.

-Señor, comunicación entrante desde la C.S.E Hidra...-esbozó la I.A Ada desde el puente, usando un canal de radio para hablar con Kai.

-Confirmada-contestó Kai.

La expresión sonriente de Lena se esfumó al ver quien quería hablar con Kai: Arthur Reed

 

El Almirante de la Flota Arthur Reed. El abuelo de Kai y Lena.

-Almirante...-esbozó Lena en una mueca.

-Lena..-murmuró el Almirante Reed sin alterar un músculo.

-Nos vemos en otro momento, primo...-murmuró Lena dándole un cariñoso beso en la mejilla a Kai antes de salir de la habitación.

-¿Qué queria?-le preguntó el Almirante Reed a su nieto.

-Invitarme al rally Alharen...-contestó Kai- ¿no piensa perdonar a Lena,...señor?-esbozó con suavidad, tanteando el ánimo de su abuelo.

-No lo creo-masculló el Almirante Reed- el motivo de mi llamada es otro. Tenemos asuntos mucho más urgentes.

-Desde luego-respondió Kai.

-La nueva misión del C.S.E Midway será investigar un sector controlado por los Askanianos-sentenció el Almirante Reed haciendo aparecer al lado de su holograma, un mapa tridimensional de una zona del espacio próxima a territorio controlado por la C.S.E- los archivos que hemos desencriptado del traidor indican su interés por ese sector. Además, el I.S.C ha captado lecturas bastante extrañas por la zona. El patrón indica que podrían ser causadas por algún tipo de artefacto de los Pioneros.

-Entendido-sentenció Kai estudiando los datos- partiremos en cuanto la tripulación esté todo a bordo.

-Muy bien, buena suerte, capitán...-sentenció el Almirante Reed haciendo el saludo militar.

-Gracias, señor-contestó Kai haciendo también el saludo militar.

 

(Continuará)