Pack Empresa Methys

Iniltrada (1)

Varios días después del "Evento Mesana"

Sistema Terrance

Distrito gubernamental de la capital, Nehla.

Distrito gubernamental de Nehla 320x150En el distrito principal de la capital, lleno de imponentes edificios, dos destacan entre el resto, como reyes de sus respectivas zonas.

En el sector norte del distrito, la sede del Consejo, el núcleo del poder político del gobierno. El edificio Emperial.

En el sector sur del distrito, el Centro de Mando del Ejército. El complejo Austhral.

El Austhral era el objetivo de Fangor aquel día. Más concretamente, sus servidores principales.

 No sería un trabajo nada fácil. El Mando Conjunto del Ejército, Marina, Armada y Fuerzas de Tierra, literalmente había tirado la casa por la ventana en medidas de seguridad.

Las características técnicas del edifício estaban consideradas un secreto de Estado. Algunos de sus trucos habituales seguramente no funcionasen en esa ocasión. La misión sería todo un reto. El Almirante Reed se merecía su respeto. En buena parte gracias a él, su jefe sólo había conseguido información básica del Aushtral.

Mientras caminaba con tranquilidad por el gran y lujoso patio de entrada en dirección al Austhral,compuesto por dos enormes edificios con forma de diamante huecos por dentro, interconectados por una intrincada red de puntales, soportes y pasillos, Fangor dedicó varios instantes a admirar la arquitectura de su objetivo. Realmente era una maravilla de la ingeniería moderna. En su punto más alto, el Austhral llegaba a los cuatro kilómetros y medio.

No había escogido aquel día por casualidad. El Estado Mayor Conjunto del Ejército se reuniría al completo y en persona. Según todos los rumores, el principal tema de la reunión sería decidir la estrategia a seguir con los piratas Askanianos. Tras los sucesos del sistema Hauster y los encuentros siguientes, encontrar una estrategia eficaz contra aquellos brutales piratas especiales, era una  de las principales prioridades del Estado Mayor Conjunto. El nivel de seguridad sería máximo.

Sonrió para sus adentros. Medidas de seguridad desconocidas, miles de agentes de seguridad, comandos y cómo no, su Némesis en contra...

Cuánto se iba a divertir....

(Continuará)