Pack Empresa Methys

Héroes(1)Surkov: En peligro

 

 

  Campaña de Khassius Lhan

   8 años antes del envío de la Flota Colonizadora Bravo a la Galaxia Devaron

   Séptimo día. Hemisferio Norte. Sector D-543

 Surkov peligro 234x234

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Avanzando con dificultad por las profundidades de una cueva plagada de    fuerzas  Vextral, el alférez Surkov juró darle una buena patada en el trasero al idiota de Inteligencia Naval encargado de estudiar el sector.

 El supuesto "sector abandonado" estaba en realidad plagado de fuerzas hostiles bilndadas.

 ¡Maldita sea, si hasta tenían cinco D.S. Arcom blindados y un Cryhel!.

-Mierda, mierda...-blasfemó Surkov usando su rifle de combate como bastón, herido en el vientre y en unapierna por disparos de munición perforante.

Toda su compañía, más de ciento cincuenta marines, aniquilados en una emboscada sorpresa.

 

-¡Alférez, más  le vale rendirse, nadie vendrá a salvarle!-exclamó el líder de los Vextral que dominaban las cavernas subterráneas de aquel sector.

-¡Y un cuerno voy a rendirme!-exclamó Surkov cogiendo una de las pocas granadas de plasma que le quedaban.

Tras apretar el botón de activación de la granada, lo más lejos que pudo al tiempo que activaba los propulsores de su traje para alejarse.

La detonación fue instantánea y espectacular, iluminándose el túnel con una mortífera onda azul claro de luz y energía. Incapaz de escapar del todo de la onda expansiva, Surkov salió despedido hacia delante, llegando a una cámara vertical en forma de tubo de más de diez niveles.

-¡Mayday, mayday, mayday. Alférez Dimitri Surkov, escuadrón Zebra-654,  a cualquier unidad de la C.S.E que pueda escucharme..solicito refuerzos de forma inmediata!-exclamó Surkov escuppiendo un gargajo de sangre, arrastrándose por el suelo con su uniforme humeante por la detonación- ¡mayday, mayday...!- intentó repetir.

No pudo acabar la frase al recibir un disparo de energía amarillenta desde detrás y arriba, exhalando un potente grito de dolor al sentir como su cuerpo parecía ser atacado con millones de agujas.

-Valiente hasta el final, alférez...-sentenció el líder Vextral del sector, entrando en la cámara junto a sus subordinados- sería una pena matarte. Podrías ser un buen Vextral...-añadió al tiempo que le daba la vuelta a Surkov con un pie, apretándole el pecho con su bota.

-Vete al cuerno, cabrón...-blasfemó Surkov aguantando un intenso rictus de dolor, notando lacerantes oleadas de dolor al estarle pisando el lider Vextral las costillas.

-Respuesta incorrecta...-sentenció el lider Vextral apretando más el pecho de Surkov con su bota- has matado a docenas de nuestros chicos y sólo por eso debería despellejarte vivo pero nuestro líder aprecia la habilidad de los buenos soldados.

Surkov no contestó, limitándose a mirar a su captor a través de las gafas de cristal líquido de su casco.

-Con nosotros llegarías más lejos que con los fascistas de la C.S.E...-esbozó el líder Vextral.

-¿Para que me dejéis tirados cuando más os convenga?...-balbuceó Surkov en un hilo de voz- creo que no...-añadió en tono fiero alzando un poco su cabeza.

-Muchacho, creo que no te has dado cuenta de la posición en la que estás...-sentenció el lider Vextral apretando aún más el pecho de Surkov.

El alférez esbozó una ligera sonrisa divertida, aguantando por escaso margen las arcadas y el dolor al notar como las costillas estaban a punto de perforarle los pulmones.

Marine Special Forces543x234

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-Quien no se ha dado cuenta de la posición en la que está...-sentenció Surkov riendo 

suavemente, viendo a través del HUD de su casco un punto láser en la cabeza 

de su captor- es usted..-añadió antes de activar al máximo sus escudos personales con casi toda la energía de reserva de su traje de combate.

Apenas Surkov terminó de hablar el techo de la cámara explotó en mil pedazos, cayendo restos por doquier. Antes de que los Vextral pudieran reaccionar, un equipo de diez marines de las fuerzas especiales de la C.S.E bajó desde las cuerdas de su transporte hacia la cámara, disparando sus rifles de combate, pistolas y lanzagranadas a diestro y siniestro. En el cielo, a través de la obertura del techo podían verse más aeronaves de refuerzo de la C.S.E y helicópteros Black Lotus de combate listos para actuar.

El captor de Surkov fue el primero en caer, recibiendo un balazo en el cráneo de parte del jefe del equipo. Las fuerzas Vextral próximas cayeron víctimas del inmericordioso y veloz ataque de los marines de las fuerzas especiales. El resto se retiró del combate a toda prisa, no sin antes volar las entradas de los túneles para cubrir su retirada.

-¿Les perseguimos señor?-preguntó la suboficial de la unidad a su jefe.

-Negativo, alférez Harper-contestó el jefe acercándose a Surkov mientras el sanitario de la unidad le atendía las heridas- hemos venido lo antes posible.

-Más vale tarde que nunca, teniente Reed...-esbozó Surkov con dificultad, notando como la inyección de nanitos del sanitario empezaba a surtir efecto-Juro que no volveré a burlarme de los especiales en la vida...

-Ha aguantado bastante en solitario, alférez Surkov-sentenció el teniente Reed mirando a Surkov con aprobación- serí un excelente marine de las fuerzas especiales.

-Si eso es una oferta de trabajo, teniente...-esbozó Surkov mientras dos marines le ayudaban a levantarse- me lo pensaré aunque me guste tragar barro...- prometió al tiempo que adelantaba su mano derecha hacia el jefe de sus rescatadores-gracias...

-De nada...-contestó Kai esbozando una amable sonrisa antes de estrecharle la mano a su futuro sargento de marines.

 

De ese modo, aquel día comenzó una gran amistad entre ambos oficiales...