Pack Empresa Methys

Héroes (5)Reed:Misterio

Kate Reed 287x654

Cuatro años antes del lanzamiento de la flota Bravo a Devaron


Zona central del Brazo de sagitario. Sector Zehlan. Sistema Aehser

 

-C.S.E Syhleran a nave entrante, identifíquese-ordenó en tono serio uno de los operadores de radio de la nave insignia que comandaba una flota militar en torno al planeta principal del sistema.

-Código de autentficación V-6X6TS...-sentenció la mujer a los mandos de la lanzadera que se acercaba al planeta.

-Autenticado, bienvenida comandante Reed, la estábamos esperando...-sentenció el operador de radio en un tono mucho más tranquilo y amable.

 

 

La Comandante Katherine Reed, hermana mayor del por entonces coronel Kai Reed no aterrizó  inmediatamente, dedicando unos minutos a estudiar el planeta al cual se dirigía. Aeshtkar

Según la base de datos, su población hasta hacía apenas tres días era de aproximadamente treinta millones. Una próspera colonia de clase 5 en un agradable sistema.

La Comandante Reed  exhaló un largo y apesadumbrado suspiro.

Desde luego, ya no lo era.

No había nadie en todo el planeta.

Con pericia, la comandante deslizó sus manos sobre los controles de su nave, incrementando al máximo la resolución de las imágenes de las ciudades y en especial los espaciopuertos. Todas las naves estaban en sus hangares o alrededor de las terminales.

Toda la población, hasta el último hombre, mujer y niño parecía haberse esfumado de la noche a la mañana.

Pensativa, activó la grabación que sus superiores le habian entregado horas antes.

 

"Nadie puede escapar...Nadie puede escapar...Ha venido a por nosotros...Nadie puede escapar..."



La Comandante detuvo el archivo, pensativa. Desde luego todo parecía apuntar a un caso de abducción masiva.

Pero había algo muy raro en todo aquello. Desde la extraña llamada recibida en el cuartel regional de la C.S.E hasta la llegada de los refuerzos apenas habían transcurrido unas pocas horas. Eso sin contar que Aesher estaba bien defendido por estaciones de combate con cañones Armstrong, artillería anti-aérea y su propia ala de cazas de combate.

Era imposible que la colonia se hubiese rendido sin luchar.

¿O tal vez no?...

Demasiadas incógnitas...

Y muy pocas respuestas...

 

FIN