Pack Empresa Methys

Halo ODST Gehenna (2)

Atreides 1 250x125

 

-Salida en 5,4,3,..-anunció la I.A Melfina en tono solemne.

Un pesado silencio se adueñó del puente mientras la Chandelier se aproximaba a destino..

En cuanto la nave emergió al espacio normal el gigantesco casco de un destructor Covenant llenó por completo la pantalla principal.

¡¡Habían emergido a apenas treinta kilómetros de uno de los destructores Covenant!!

-¡¡¡MANIOBRA DE EVASIÓN, TODO A ESTRIBOR!!!exclamó Stein a pleno pulmón.

 

La rapidez de procesamiento de la I.A fue lo que los salvó...

Apenas habían muerto las palabras en la boca del capitán cuando Melfina activó los propulsores de maniobras de babor,desviando el curso del Crucero lo suficiente para evitar un impacto directo..

Pero no rozar contra sus escudos..

El sonido del metal rozando contra los escudos del destructor Covenant fue ensordecedor, como si millones de uñas rascasen una pizarra a la vez.

-¡Blindaje de babor dañado!-exclamó uno de los operarios del puente.
-¡INCREMENTO DE ENERGÍA EN EL DESTRUCTOR ENEMIGO, CARGAS DE PLASMA!-exclamó el operario de radares.
-¡PROPULSIÓN MÁXIMA, INCLINACIÓN 001'50!-exclamó Stein intentando no dejarse llevar por el pánico-¡DISPAREN TODOS LOS CAÑONES MAC!.

Un ruido sordo atronó por todo el crucero mientras los motores alcanzaban su máxima velocidad..seguido casi de inmediato por tres estampidos al ser disparados al unísono los tres cañones electromagnéticos del Crucero.

Lanzando otras tantas esferas de tungsteno derretido de más de una tonelada..

Una triple explosión de gran magnitud iluminó el espacio entre ambas naves, por fortuna el Chandelier se encontraba justo en el límite de la onda expansiva..tal vez el triple disparo a bocajarro cegaría a sus enemigos durante unos instantes..

-¿Situación?-preguntó Stein al operario de radares.
-¡No se detecta actividad en la nave enemiga!-exclamó el operario.
-Aprovechémoslo..-sentenció Stein-¡pongan al 110% los motores, directos a Vostok 3!.

Poner los reactores en sobrecarga justo al principio de la misión era arriesgado pero aquel encuentro con el destructor le había creado un agrio presentimiento..

Según los cálculos de navegación llegarían a al punto de lanzamiento en apenas 3 minutos..

Sólo esperaba no tener más encuentros de ese tipo..no al menos hasta que el C-16 pudiera saltar..

Sin perder tiempo activó la secuencia de lanzamiento..

Desplegando las cápsulas con los O.D.S.T en sus tubos de lanzamiento...

Mientras tanto en el interior de los Hev el Charlie 16 se preparaba para salir...

-¡¡MARINES!!-exclamó Zayeck autoritaria mientras introducía en la radio del escuadrón la estridente música rock que formaba parte del himno de los O.D.S.T-¡¿CÓMO VAIS A SALIR?!.
-¡¡¡¡CON LOS PIES POR DELANTE, SEÑORA!!!!-replicaron a coro todos los miembros de su escuadrón a través de sus radios personales

Sentada en su estrecha cápsula contemplando el espacio a través de los cristales de su cápsula una ligera sonrisa afloró en los labios de la veterana oficial..

Sin duda era un buen grupo..si se mantenían todos unidos y cumplían con su deber regresarían vivos...

Al menos...en teoría...

Apartó cualquier pensamiento pesimista de su cabeza..como líder del escuadrón debía pensar en positivo..y mas justo antes de un salto..

Realizó una última comprobació a su equipo, todo parecía en su sitio; perfecto..

Los segundos fueron transcurriendo con extrema lentitud a medida que el Chandelier se aproximaba a la colonia humana...

Un gemido de angustia recorrió el puente de mando cuando Stein y sus oficiales pudieron ver de primera mano lo que estaba ocurriendo...

Gran parte del planeta, de 3/4 partes del tamaño de la tierra, estaba en llamas, un destructor Covenant lanzaba continuas esferas de plasma recalentado hacia los bosques a medida que realizaba una órbita tras otra en torno al planeta mientras cazas Seraph con forma de lágrima atacaban transportes de evacuación de civiles y los pocos cazas Longsword que quedaban en pie intentaban protegerlos, sin poder evitar que el Covenant se cobrase un sangriento peaje..

 

Los cascos de la guarnición de fragatas que protegía normalmente el planeta flotaban a la deriva envueltos en llamas o simplemente destrozados al igual que las otora orgullosos cañones orbitales MAC...

 

-¡¡¡Aproximandonos a coordenadas de salto!!-exclamó el oficial de navegación del Chandelier.

 

La alarma de salto inminente resonó dentro de los Hev del Charlie 16..

 

-¡5,4,3,2..-anunció el oficial de navegación.
-¡Lanzamiento!-ordenó Stein al ver en la pantalla principal una representación de la situación de su nave, en línea con la zona de la misión.

 

Obediente, la I.A Melfina activó el sistema de lanzamiento de las cápsulas, lanzándolas al vacío..

 

Ahora estaban en manos del destino...¿conseguirían llegar sanos y salvos a la superfície?...

 

Estaban a punto de saverlo..

 

-Buena suerte, Comandante..-susurró Stein mirando en la pantalla principal del puente como descendían las cápsulas del escuadrón.

A los pocos segundos de abandonar la relativa seguridad de la Chandelier los HEV del Charlie 16 alcanzaron la velocidad terminal de descenso, penetrando en la atmósfera superior del planeta

Al entrar en contacto con la atmósfera el escudo término de las cápsulas se puso al rojo vivo, quedando envueltas las cápsulas en una salvaje llamarada..

 

Sentados e inmóviles en el interior de los HEV, Zayeck y sus hombres sudaban copiosamente..

 

No en vano aunque el escudo térmico bloqueaba gran parte del calor generado por la entrada en la atmósfera los indicadores de temperatura en el interior de las cápsulas superaban normalmente los 60 grados centígrados..razón por la qual se les conocía a los O.D.S.T como Helljumpers..

 

¿Les habrían detectado las tropas de tierra del Covenant?...no tenía forma de saberlo pero confiaba que en medio del caos del ataque no les prestasen atención..

 

¡50 k para el suelo, velocidad terminal!-exclamó por radio Hisagi en cuanto traspasaron la capa alta de la atmósfera y el fuego en torno a las cápsulas se apagó.
-¡TODOS PREPARADOS, SEGUIDME!-exclamó Zayeck tecleando varias órdenes en su consola para que las cápsulas del resto del escuadrón siguieran a la suya gracias al sistema de guiado.

 

Desde el principio de la guerra la U.N.S.C había integrado protocolos en las cápsulas de los Helljumpers para que aterrizasen cerca de la cápsula de mando para poder desplegar mejor a las tropas en situaciones de combate..

 

En esta misión un despliegue rápido y efectivo podría ser decisivo para obtener la victoria o ser aniquilados por el bombardeo de plasma..

 

Durante el descenso Zayeck observó ceñuda como el enorme destructor Covenant disparaba constantes esferas de plasma recalentado hacia el ecuador del planeta, provocando que la ebullición de los mares..

 

Hacía demasiado que aquello ocurría..

 

23 años..

 

Decenas de colonias arrasadas..miles de millones de víctimas...

 

Tal vez con un poco de suerte Stein y su tripulación conseguirían destruir el destructor pero no se hacía ilusiones...

 

Demasiadas veces había visto naves del Covenant atravesar los blindajes de Titanio-A de las naves humanas como si fuera mantequilla...aunque la Chandelier era un Crucero..tenían posibilidades..

 

Apartó esos pensamientos de su mente, concentrándose en la misión...la tarea que les aguardaba no sería facil...

 

Los primeros datos recogidos por los sensores de su cápsula indicaban daños catastróficos en la capital del planeta y una enorme cantidad de signos de vida Covenant..

 

Para sus adentros deseó que la Comandante hubiese conseguido una posición segura..

Mientras tanto en órbita el Chandelier se dirigía a toda velocidad hacia el destructor Covenant que estaba bombardeando el planeta..

Stein ahogó un quejido al ver de que clase de destructor era..

Un destructor Covenant clase Seraph...

Maldición aquello haría las cosas aún más difíciles..

-¿Estado de los Mac?..-preguntó Stein sin apartar la vista de la nave enemiga.
-¡Condensadores al 50 %!-exclamó el oficial de artillería.
-¡El enemigo lanza cazas Seraph!-anunció el navegante del Chandelier al aparecer en el radar múltiples contactos de cazas.

 

-¡Fuego los cañones de punto!-ordenó Stein sin perder un instante-¡Escuadrón Longsword,despegue inmediato!-ordenó por radio a los seis pilotos que conformaban el escuadrón de cazas del Chandelier.

 

Con los Covenant el más mínimo error se traducía en una muerte horrenda..no debía cometer fallos...

 

La vida de toda su tripulación dependía de su buen juício..

 

Mientras tanto el planeta se hacía enorme para los Helljumpers..inmóviles dentro de sus cápsulas..

 

Bajo sus pies la capital del planeta...ahora infestada de Covenant les aguardaba..

30.000 metros de altura

-¡Refuerzos enemigos!-aulló un Grunt al mirar al cielo y ver las estelas de fuego causadas por el descenso del Charlie 16.

 

Con rapidez, el Élite que era su jefe de pelotón transmitió el aviso al grupo de tanques Wraith anti-aéreos que el Covenant había dispuesto alrededor de la ciudad mientras la inspeccionaban en busca de información..

 

27.000 metros de altura

 

-¡Vamos a matar humanos, hermanos..!-exclamó por radio el jefe de la unidad de anti-aéreos.

 

Enfervorizados, sus subordinados exhalaron un entusiasta grupo de guerra mientras inicializaban los programas de fijación de blancos de sus tanques.

 

25.000 metros de altura

 

Nada más fijar los blancos los Élite que pilotaban los tanques abrieron fuego..

 

Un grave error..

 

Aunque los proyectiles de plasma que lanzaban los Wraith antiáereos podían freir fácilmente loe escudos de los HEV por fortuna Zayeck y los suyos estaban a suficiente altura como para poder reaccionar..

 

-Detectados 26 Wraith antiáereos alrededor de la ciudad..-esbozó Yuto por radio.
-Yo me encargo..-siseó Gyan lacónicamente a través de la radio.

 


23.000 metros de altura

22.500 metros de altura

Sin perder un instante Zayeck activó un enlace entre su cápsula y la de Gyan, otorgándole los protocolos de guiado de las cápsulas del equipo.

22.000 metros de altura

-Datos recibidos, cambiando ruta y velocidad de descenso...-anunció Gyan por radio lacónicamente.

Tras teclear unas órdenes se activaron los retropropulsores de las cápsulas, ajustando poco a poco su velocidad.

Usando un programa de cálculo de trayectorias creado por Gyan para calcular las trayectorias de los disparos y maniobrar en consecuencia.

20.000 metros de altura

Exhasperados, los artilleros Covenant lanzaban andanada tras andanada...sin éxito

10.000 metros de altura

-¡Lo conseguiremos!-exclamó Niko enfervorizado, apretando entre sus dedos su querido fusil de asalto.

6.000 metros de altura

Desde su asiento Zayeck observó pensativa las tropas aéreas del Covenant sobre la ciudad.

Numerosas escuadras de Banshees sobrevolaban la ciudad, en especial el centro de comunicaciones y un enorme edificio de lujosa arquitectura...

Maldita sea...esos bastardos alienígenas ya habían encontrado el edificio de la ONI...

 

4.500 metros de altura

 

En vista de que los Wraith anti-aéreos no servian el Comandante Élite de las fuerzas de superfície optó por usar armas más precisas..

 

-¡MATADLOS!-exclamó el Comandante Élite.[/i

 

[i]A su orden varias de las Banshees que vigilaban el perímetro del edifício de la ONI se desviaron hacia las cápsulas del C-16.

 

3.500 metros de altura

 

-¡Escuarón de Banshees a las 9 en punto!-exclamó Hisagi por radio.

 

3.300 metros de altura

 

-¡Aligerad vuestros traseros muchachos que ya llegamos!-ordenó Zayeck.

 

Lo que en realidad quería decir es que se deshicieran de los escudos térmicos y se preparasen para una apertura del paracaidas cuanto más tarde mejor..

 

En una situación como aquella era necesario; en cuanto abrieran el paracaidas los sistemas de guiado por ordenador no servirían..

 

2.700 metros de altura

 

-¡AHORA!-ordenó Zayeck.

 

Al unísono todos los miembros del escuadrón apretaron el botón de liberación de carga, soltando los escudos térmicos y los cohetes retropropulsores.

 

La veterana teniente exhaló un ligero quejido al comprobar la trayectoria del equipo.

 

Aterrizarían en un amplio parque..eso evitaría impactos contra las estructuras de los ediícios pero los dejaría totalmente expuestos a un ataque aéreo del Covenant..

 

2.400 metros de altura

 

Conscientes de que si no reducían su velocidad de inmediato acabarían aplastados Zayeck y sus hombres apretaron el botón de despliegue del paracaídas, desplegandose el mismo desde la parte superior de sus cápsulas..

 

Las Banshees estaban casi encima...si conseguían descender 1.400 metros podrían aterrizar sin paracaídas .

 

Los siguientes segundos serían cruciales..

 

(CONTINUARÁ)