Pack Empresa Methys

Space Wars: La Caída (3)

londres 345x345

 

 

 

 

Apenas Sheppard puso un pie fuera

de la habitación, pudo notar que el ambiente en el cuartel era mucho más tenso de lo que parecía.

Oficiales y suboficiales se movían por los pasillos a toda prisa. En las esquinas muchos conversaban entre susurros, en ocasiones mirando hacia el cielo con aprensión.

 Aquel día, la tensión y la inquietud casi parecían tener su propia sustancia física.

-¿Que sucede, porqué todos van con tanta prisa?- le preguntó Sheppard al oficial que había sido su carcelero, el teniente James Vega.

-No lo sé-reconoció Vega- sólo me han dicho que quieren verte ahora mismo.

Sheppard  se disponía a responder cuando le pareció ver una figura muy familiar entre la multitud.

Su antiguo mentor y superior; el Almirante David Anderson...

David Anderson 534x544

 

 

 

 El legendario Almirante se acercó entre la multitud a paso firme, sus pensamientos ocultos tras una férrea máscara de inexpresividad.

Sheppard dudó una fracción de segundo antes de dirigirse hacia su mentor y amigo. Conocía lo suficientemente bien a Anderson para saber cuando estaba inquieto o preocupado. Su postura corporal delataba que algo le molestaba por dentro.

Quién o qué era la causa era algo difícil de discernir...

 

-Anderson...-esbozó finalmente Sheppard adelantando su mano derecha.

-Te veo bien, Sheppard-contestó Anderson esbozando una sonrisa una fracción de segundo, adelantándose con Sheppard por un pasillo adyacente, en dirección al comite de defensa- tal vez un poco más "blanda" hacia media altura...-añadió con cierta sorna dando una palmada en el vientre de su protegida- ¿cómo lo llevas desde que te relevaron del servicio activo?.

-No es tan malo cuando te acostumbras a una cama blanda y una comida caliente-replicó Sheppard intentando ocultar sus sentimientos de inquietud y malestar por haber estado seis meses metida en aquella maldita habitación.

-Ya nos encargaremos de eso...-murmuró Anderson, bromeando con que la Alianza le dejaría con aún menos cosas que antes.

-¿Qué demonios está pasando, porqué todos van con tanta prisa?-masculló Sheppard, incapaz de esperar más.

Detestaba no saber que ocurría, no poder hacer nada...

-El Almirante Hackett ha dado una orden de movilización total-sentenció Anderson- supongo que se está transmitiendo por todo el Estado Mayor Conjunto. Algo inmenso se nos acerca.

Sheppard se detuvo en seco. Cómo no se había dado cuenta antes...

-¿Los Segadores?-sentenció Sheppard muy seria.

-No podemos asegurar nada-replicó Anderson.

-¿Y qué más podría ser?-masculló Sheppard.

Los humanos y muy especialmente Sheppard, habían sido un auténtico incordio para los Segadores.

El asalto de Saren, los Colectores.

El Relé Alfa...

-Si lo supiera-replicó Anderson exhalando un ligero suspiro.

-Son ellos...-sentenció Sheppard- y sabes tan bien como yo que no estamos preparados para algo semejante...

-Díselo al Comité de Defensa-replicó Anderson a su vez mientras ascendían por unas escaleras.

-A menos que nuestro plan sea matar a los Segadores de aburrimiento....-sentenció Sheppard- el Comité es una pérdida de tiempo...

-Están asustados-concedió Anderson- nadie ha visto lo que tu has visto.

Sheppard reprimió una respuesta. El comentario de Anderson no era cierto al 100 %.

Otros habían visto lo que ella.

Y algunos no habían sobrevivido...

-Te peleaste cara a cara cn uno- esbozó Anderson- hablaste con uno, ¡y a otro lo reventaste en pedazos!.

Sheppard exhaló un largo suspiro de frustración. Ahí su mentor llevaba razón.

-Has visto lo que hacen...-sentenció Anderson- lo que piensan hacer, cómo nos cosechan. Sabes más de este enemigo que nadie.

-¿Y por eso me degradan y me quitan la nave?-masculló Sheppard sin poder evitar un profundo deje de rencor en su voz.

-Sabes que eso no es cierto-replicó Anderson intentando contener un enfado creciente- ¡cuando volaste en pedazos el relé batariano murieron más de trescientos mil civiles!.

-Era eso o dejar que la Flota Segadora se colara por nuestra puerta trasera...-sentenció Sheppard entre dientes.

-Lo sé, Sheppard...-sentenció Anderson a su vez en un tono tan frío que aplacó en parte el enfado de la propia comandante- y también el Comité. Si no fuera por eso te habrían hecho un consejo de guerra y dejado pudrir en el calabozo.

-¿Por eso y porque tu eras mi abogado?-masculló Sheppard irónico.

-Sí...-contestó Anderson relajando la expresión, dejando entrever parte de sus emociones, la profunda inquietud que sentía por dentro.

Algo en la mirada de su mentor, aplacó del todo el enfado de la Comandante. Podía notarlo, defenderla le había pasado factura a Anderson.

-Confío en ti, Sheppard...-sentenció Anderson tajante- y también el Comité.

-Soy una soldado, Anderson, no una política-contestó Sheppard resignada.

-Ni tampoco hace falta que lo seas-replicó Anderson- sólo necesito que hagas lo que sea necesario para ayudarnos a parar a los Segadores...

Al llegar a las salas adjuntas del Comité de defensa, una sub-oficial que hablaba con un secretario en una mesa se giró al verles llegar.

-Les están esperando, Almirante-esbozó la sub-oficial en tono firme.

Sin más dilación, les guió a través de los controles de seguridad.

-Buena suerte ahí dentro, Sheppard-esbozó Vega en la sala anterior a la del comité. 

Sheppard se dió la vuelta y le estrechó la mano con fuerza al Teniente Vega. No le guardaba el mas mínimo rencor por vigilarla durante seis meses.

Es más, le había gustado tener algo de compañía.

-Anderson...

Sheppard se detuvo al escuchar aquella voz.

La conocía muy bien.

Kaidan Alenko 235x534Una voz que hacía al menos un año que no escuchaba.

-¿Kaidan?...-masculló Sheppard sorprendida al ver de improviso a su antiguo segundo al mando.

-Mayor...-esbozó Anderson mirando a Kaidan- ¿como ha ido ahí dentro?.

-No sabría decir...-reconcoció Kaidan pensativo- espero órdenes.

-¿Mayor?-preguntó Sheppard sorprendida por el ascenso de Kaidan.

-¿No lo sabías?-preguntó Anderson.

-Para nada-contestó Sheppard- estoy bastante desconectada estos días.

-Sheppard,yo..-murmuró Kaidan buscando las palabras correctas.

-Almirante, el comité les espera...-anunció la suboficial de antes.

-Ha...Hablamos luego-esbozó Kaidan.

-Claro, me alegra haberte visto Kaidan...-contestó Sheppard esbozando una ligera sonrisa antes de seguir a Anderson.

-¿Conoces a la Comandante?-preguntó Vega sorprendido acercándose a Kaidan.

-La conocía...-susurró Kaidan mirando fijamente a Sheppard.

(Continuará)