Pack Empresa Methys

C.S.E Kherad.Garra Oscura (2)

Resumen de lo ocurrido hasta el momento: Un oscuro misterio. Después de que perder el contacto, con la flota de rescate de una nave de exploración de espacio profundo desaparecida, llega a Terrance una misteriosa comunicación. Buscando evitar que el satélite que ha captado la transmisión, sea destruido, el capitán Kai Reed envía a dos de sus mejores marines a proteger la transmisión. Durante su misión, son atacados por una desconocida criatura...

 

 

Lo que salvó a  los sargentos Iseki y Surkov del siguiente ataque de la extraña criatura fue la oportuna llegada de un escuadrón de cazas Storm Locus de la Policía de Terrance. En rápida sucesión, los ocho cazas acribillaron al extraño ser desde todos los lados con mísiles y fuego de ametralladora. Emitiendo potentes y estremecedores rugidos, la craitura cayó a los jardines del exterior del complejo del I.S.C envuelto en una densa columna de fuego...

-Escuadrilla Bl-150, captamos dos IFF ahí abajo, ¿están bien?-preguntó el líder de la escuadrilla de Black Lotus mirando de reojo el radar de su pantalla de mandos.

cazas policiales 325-150

-Sí,gracias, Bl-150...-comenzó a contestar Surkov incorporándose con cierta dificultad debido al fuerte golpe.

-¡Atención, pico de energía, esa cosa no está....!-exclamó de repente por radio uno de los pilotos  de la escuadrilla.

 

Aquellas serían las últimas palabras  pronunciadas por la Bl-150... Antes de que Surkov o Iseki pudieran reaccionar, ocho láseres delgados como agujas pero con una capacidad perforante aterradora, surcaron el aire desde la zona donde había caido la criatura, seccionando el grueso blindaje de los Black Lotus como si fueran de mantequilla. 

-Santo dios...-balbuceó Iseki sorprendida al ver como la escuadrilla era derribada tan fácilmente.

-¡¡Al suelo!!-exclamó el sargento Surkov de repente, cogiendo de un brazo a su subordinada para arrojarla al suelo.

 

Apenas una fracción de segundo después de que ambos se echasen al suelo, dos haces más surcaron el aire, esta vez en dirección al lugar donde estaban las cabezas de ambos...

 

-Gracias, sargento mayor...-murmuró Iseki tragando saliva al ver como los láseres abrían sendas zanjas en el edificio.

 

Iba a decir algo más, pero nuevos rugidos, procedentes de la zona donde había caido la criatura atrayeron su atención. Estaba claro que se encontraba dañada pero no destruida... El blindaje se había fracturado en múltiples partes y parecía rezumar un extraño y asqueroso líquido similar al petróleo o tal vez al alquitrán... Surkov prefirió dejar esos detalles a los chicos del departamento forense del ejército. Prefería concentrarse en sobrevivir...

 

Por señas, le indicó a su subordinada que activase el casco plegable que tenían todos los marines en su uniforme de combate.

-Si esa cosa tiene una artillería anti-aérea tan buena no podemos salir usando los propulsores...-murmuró el sargento Surkov una vez ambos tuvieron el casco puesto, usando sus radios de campaña.

-Parece tener daños de consideración en los sensores hápticos-comentó la sargento Iseki, usando los sistemas de análisis del ordenador de su traje para analizar la cabeza de la criatura-tal vez un Nightwinder a velocidad hipersónica...

-Lo distraeré mientras tu lo apuntas con el fijador de blancos-sentenció Surkov.

-Señor...-comenzó a contestar la sargento Iseki.

-No tenemos tiempo para discutir-sentenció el sargento mayor Surkov en tono tajante al tiempo que activaba un canal de radio con la líder del escuadrón de cazas del Midway- teniente Freeman, si le pintamos el blanco, ¿podría meterle un Nightwinder por el tubo de escape?.

Melissa Freeman 260x125

-Sin problemas, sargento mayor...-esbozó en tono tranquilo la teniente Freeman, instalándose en la carlinga de su caza.

 

(El capítulo no está acabado, lo acabaré enseguida que pueda)